10 nov. 2009

EL HECHICERO

(foto EGT)

Este poema apareció en el Libro "Crónicas del laberinto" (este libro, agotado, se encuentra completo en "Contrafábula, poesía reunida)
Cuando lo escribí yo trabajaba dirigiendo una entidad deportiva y me sentía un poco "ejecutivo de día, alquimista de noche".
Afortunadamente aquello ya pasó. Ahora soy aprendiz de alquimista todo el tiempo.
.
.
TERCERA CRÓNICA DEL GUARDIÁN
(El Hechicero)

"... Ma se senza ingiuria vostra io potessi fruirlo, rendetevi certo che saria in me quella letizia ch'essere in alcun uomo sia possibile." (1)
(Ludovico Ariosto, Il Negromante)
.

El hechicero acaba su tarea,
acaricia su barba satisfecho
y sus labios se curvan en lánguida sonrisa
—la que debe tener todo alquimista que aprecie su trabajo—.

La luna se despide como un guiño
de los últimos juegos de la noche.
La lechuza es un bus que aún lleva luces
y susurra un final, como Louis Armstrong, de Jazz expresionista.

Recoge los papeles, guarda todas las fórmulas en verso
tras el aparador de palisandro
mientras un gato insomne y circunspecto,
con el lomo de azúcar y de miel, afirma silencioso
que él ya lo sabe todo
Va tapando los frascos uno a uno,
los matraces de esencia,
las redomas con uña de lagarto y ese polvo amarillo
.........[de mandrágora
que hace azules los sueños.

El horizonte empieza a recitar
una canción de cuna para la espalda de la noche.
Es hora de acabar los sortilegios,
que descanse el mercurio en su probeta y el ala de
........[murciélago en el aire.
Los Rollings sustituyen al Cármina Burana.

El hechicero cuelga el mandilón,
se cambia de zapatos, deja su gorro frigio en un estante,
anuda su corbata de seda milanesa,
y se va a la oficina como todos los días.



(1) "...Pero si yo pudiera disfrutarlo sin ofenderos, estad seguros de que sería dueño de la mayor alegría que hombre alguno pueda poseer."
.
Enrique Gracia Trinidad
.

12 comentarios:

Emilio dijo...

A estas horas sólo los hechiceros se atreven con la luna...y con el frío. Tú y yo tenemos bastante de ese oficio, sólo que lo ejercemos con palabras...y con silencios a veces, llenos de pensamientos, eso sí. La inteligencia es una gran red para sostener la magía. Dudo si los "otros" hechiceros no saben de magia. Pero a los que yo me refiero, y tú estás entre ellos, es evidente que sí.
Un abrazo.

Mari Carmen dijo...

El binomio diario al que se enfrentan muchas personas: lo que hay que hacer para vivir - lo que te ayuda a sobrevivir, la obligación - la devoción, El debe - el deseo...Enhorabuena Enrique por conseguir ser siempre, aprendiz de hechicero.

Un saludo.

Alicia dijo...

Enrique, gracias por dirigirme hacia esta pista que tan bien conozco desde hace bastante tiempo. Te he seguido sigilosa sin embargo no he dejado huella debido a la gestión del tiempo. El tiempo, ese que todo nos lo da o todo nos lo quita según como se mire.

Creo que hoy hemos tendido puentes de ida y vuelta. Es una frase que le mucho gusta a nuestro amigo común Emilio. Fíjate que tengo la sospecha de que él ha colaborado también con alguna biga en la construcción de este nuevo puente de comunicación.

Con respecto a tú entrada te comento que soy una de las personas afortunadas por desarrollar mi trabajo en lo que ha sido mi vocación. La labor docente a día de hoy y en la etapa de la adolescencia, que es en la que ejerzo, si no es vocacional es duro de llevar. Las aulas son un reflejo de la sociedad y muchos no lo quieren entender. Me siento privilegiada de formar parte del presente tantas personas y ayudarles aunque sólo sea un poquito en su futuro. En cierta manera ell@s también muchas veces en tantos años me han sorprendido y ayudado. Supongo que a ti a lo largo de los cursos que impartes te pasará lo mismo.

Es un placer disfrutar de “vuestros” escritos y poder aprender de vosotros y con vosotros es un verdadero lujo.

Un abrazo

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Emilio, tú sabes --ya lo creo--,que es la hechicería de la palabra de la que hablamos. Oficio que siempre tiene de secreto su mayor y mejor parte.

Mari Carmen, tienes más razón que nadie. Me encanta que asumas perfectamente la intención.
Por gente como tú, escribí en uno de mis libros el motivo por el que escribo. Terminaba con este tríptico:
"Escribir por si alguien, algún día,
Tiene un dolor de corazón idéntico,
o sufre una alegría semejante."

Está claro que el poema del hechicero es ya tan tuyo como mío.

Alicia, por lo que dices, eres hechicera todo el tiempo, tu trabajo conincide con tu "hechicería". Magnífico, eso es lo que ahora hago yo también, desde hace 17 años. Antes, como digo en el preámbulo del poema, no era así. Me liberé, aunque toda tarea tiene sus servidumbres.
En cuanto a lo que dices del "tiempo", una de mis grandes obsesiones, publiqué hace tiempo este pequeño poema:

ETERNIDAD O TIEMPO

La eternidad es este girasol
hecho de sueños
que me dora los ojos.
El tiempo es un lacayo torpe
que derrama a diario
su sonrisa de vino.

Cuando haga mi siguiente entrega de "poesía reunida" tendré que dedicártelo.

Jesús Arroyo dijo...

Hola Enrique:
Ya de regreso a los Madriles de capa y sombrero, de espadachines, damas y sombras...
He recordado mis tiempos de "ejecuta" al leerte... ¡qué asquito! Desesperaba poniendo buena cara a "los supremos" de una multinacinal aseguradora y las horas libres eran para familia, tinta y papel.
Ahora ni ejecuta, ni casi nada, jejeje. (familia sí, eso sí)
Por cierto, poemazo el tuyo ¡sí señor!
Un abrazo fuerte.

Anónimo dijo...

En este poema veo los sueños y la realidad de cualquier ciudadano de a pie. Me parece una creación maravillosa, de la que sólo tú puedes ser protagonista.

Un besito.

Mila

Mareas dijo...

Y has sabido hechizarme con tus palabras a tal punto que no dan ganas de irse de este sitio.
Maravilloso poema, querido amigo. Así sí da gusto leer poesía. En tu página se respira arte y eso es indiscutible. Felicitaciones.

Me presento

Estoy recorriendo blogs literarios extendiendo esta invitación
a distintos poetas:

Soy moderadora del portal literario Mareas del alma: http://mareasdelalma.foroactivo.com

Sería realmente un honor para todos nosotros contar con un
escritor de tu jerarquía dentro de nuestro núcleo, para enriquecernos,
aprender y soñar en un ambiente de amistad y armonía.

Podrás utilizar el espacio para publicitar tu blog con otros poetas
sin otro fin que el de compartir un momento agradable,
que conozcan el fruto de tu inspiración y sentir ese placer de la
compañía de un par que también siente y ama la poesía.

Mil disculpas por la molestia, ojalá pueda encontrarte allí
Un besito para vos y gracias por el tiempo que me has brindado.

Denn

media luna dijo...

"Busco hechicero que necesite de aprendiz" Me conformo con poder sujetar las probetas o leer versos como estos que me acerquen a la sabiduria.
Un placer adentrarme en estos mundos laberínticos.
Saludos maestro!

Manuel dijo...

Si, querido Enrique. Esa es la vida del Hechicero del Siglo XXI: cambiar la piel cada mañana.

A veces, nadie entiende de esas noches de conjuros y fórmulas en verso. y por mucho que se explique no se alcanza a describir cuanto Universo se halla tras la puerta cerrada que hay detrás de los sueños.

Por suerte y tenacidad, tengo cerca seres como tú que me ayudan a creer que el Otro Lado, no es solo una parte de mi esquizofrenia.

Gracias por tus versos. Un abrazo entrañable.

Manuel dijo...

Ah!, por cierto: crei que la bella Mareas solo me escribía a mi.

Hummmm... ahora veo que soy uno más de sus destinos. En fin, habré de resignarme: ellas son así.

Angus dijo...

Excelentes letras.

Jirón dijo...

En ésas estoy yo ahora, Enrique: de día oficinista, de noche cantor. Había perdido mi identidad y es curioso que me haya hecho falta tener que fingir ser un tipo serio para volver a recuperarla.